Huellas en la Arena

Sol, Mar, huellas, arena. Tranquilidad.

Cuando vamos por la vida apenas nos damos cuenta de que a nuestro paso vamos dejando huellas, en ocasiones leves, apenas se notan, son como las huellas en la arena que el viento las borra y nadie se da cuenta de que ahí has estado tu.

En otras ocasiones las huellas son más profundas, como las que se gravan en el cemento, son imborrables a menos que levantes el suelo o eches otra capa de cemento encima.

De tu implicación en la vida depende de qué huellas dejarás cuando pases por un lugar…¿Te gustaría que tus huellas fueran endebles o profundamente transformadoras?

Es tu elección ser parte de la vida de las personas con las que te cruces en tu camino o no ser más que huellas que el viento y el mar borra sin cesar.